Escaleras de madera: están diseñadas para enlazar diferentes niveles de altura. Las escaleras pueden revestir estructuras de hormigón o metálicas, o ser construidas totalmente en madera de un nivel a otro. Pueden tener muchas variaciones:

Escaleras rectas; Escaleras curvas,  de caracol; Escaleras compensadas, combinan tramos rectos con curvos; Escaleras en U; Escaleras en L.

Las escaleras están compuestas de las siguientes componentes:

  •  Escalón: se encuentra formado por la huella y la contrahuella, y en algunos casos por el voladizo.
  • Descanso: zona sin escalones utilizada generalmente para unir tramos diferentes de las escaleras.
  •  Baranda: son las columnas verticales que sostienen a los pasamanos.
  • Pasamanos: es la parte de la baranda que utilizamos para sujetarnos al subir o bajar. Puede estar colocado sobre pequeñas columnas o en la misma pared.

Las mismas se confeccionan según plano del cliente, de acuerdo al lugar y al estilo.

Las escaleras se pueden confeccionar de tablones de maderas o revestimientos realizados con tablas y molduras que nos permiten implementar la misma madera que en el piso, para lograr una ambientación uniforme y estética inigualable.

La terminación de la escalera de madera puede ser tratada con plastificado o hidrolaqueado con acabado mate, satinado o brillante, según el gusto del cliente.